Una de calamares, parte I…

No chicos, no voy a hablar de egging, o el spinning de cefalódos, modalidad difícilmente practicable dentro de la legalidad en mi comunidad autónoma.
Lo que quiero es hablaros de los calamares como señuelos para la pesca de depredadores a spinning ligero o ‘medio’ (si es que podemos separar tanto las diferentes técnicas).

Se suele decir que en el mar hay mas cefalólopodos que peces, concretamente calamares, y en parte es cierto, los habitantes de las aguas abiertas son principalmente este tipo de moluscos nadadores. Pues si amigos, los calamares son moluscos, primos lejanos de caracoles, o almejas. El casos es que son muy abundantes en el mar, y por lo tanto constituyen una fuente de alimento importante dentro de las cadenas tróficas del océano. ¿Como traduciomos esto a la pesca?… sencillo, eso quiere decir que muchos depredadores se alimentan de calamares y otros cefalópodos, o al menos, no desdeñarán la oportunidad de comer uno de ellos.

La historia de los señuelos que imitan a cefalopodos no es nueva, y desde que tengo uso de ‘sentido pesquero’ he visto en las tiendas los clasicos pulpitos.

Mas clásico imposible…
Por si solo no son muy efectivos, y además requieren de ser montados de maneras muy concretas. En definitiva, es un señuelo que yo nunca he usado y que no me llama demasiado la atención.
Aunque dentro del mundo de la pesca del Bass hay una variante que si he usado, los tubos.

Yo los he usado con un jig arrastrando por el fondo, o con un jig-a-rig en texas, ciertamente efectivos, aunque no son mis favoritos. En cualquier caso, en el mundo del Bass imita mas a un cangrejo o culaquier otra criatura moradora del fondo, que, desde luego a un calamar.

En definitiva, en la pesca a spinning desde costa, el uso de imitaciones de cefalópodos esta muy limitada, si no es nula… Y su uso se centra más en técnicas desde embarcación como el jigging, dónde los pulpitos de arriba cobran protagonismo como parte de montajes mas versátiles, formado parte de jig de plomo y similares.

Al final tenemos que con la proliferación del jigging desde kayak, este tipo de imitaciones y señuelos ha evolucionado mucho a partir de los clásicos pulpitos atados a un jig, y hace un par de años se produjo una explosión en la diversidad de estos señuelos, de la mano de distintos fabricantes artesanos.

De los primeros que recuerdo fueron los Chocos de CyL.

Hay que reconocer que CyL ha evolucionado mucho desde aquellos chocos a estos Real Squid.

Podeis visitar su web aqui.

Otro de los que se veían en aquella época fueron los kraken, de BullShark.

También conceptos muy revolucionarios e interesantes. Su distribuidos aquí.

Por último, están los de Jigging a la Carta, el Calamar JLC.

Muy bonitos también y con una acción impactante. Además ells fabrican un modelo chipirón de menor peso y talla, pero que aun sigue muy por encima del spinning que practico.
Podeis ver su web aquí.

Todo diseñado exclusivamente para jigging y pesca vertical con pesos enormes para bajar grandes prufundidades, etc….

Menuda la historia de los calamares….

Un tiempo antes, yo estuve observando algunos animalillos de patas en la cabeza (cefalópodos) que habitaban nuestros lares, menos pelagicos y mas ventónicos. Pero de eso hablaremos en una segunda entrega de ‘una de calamares’….

 

Un comentario en “Una de calamares, parte I…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.