Rapala, una historia con muchas historias…

No hay un pescador de spinning sobre la faz de la Tierra que no conozca los señuelos Rapala.
Yo conocí esto señuelos a principios de los años 90, cuando contaba con 13 o 14 años, y empezaba a practicar la pesca del black bass. Recuerdo la primera vez que tuve en mis manos un original flotante.

Su precio, por aquella época, rondaba las 800 o 900 pesetas, unos 5€ de hoy, que para un chaval de 13 años era un dinero curioso. Practicamente  tres pagas semanales, que religiosamente guardaba hasta poder comprar una, para perderla en la sieguiente salida de pesca, entre ramas y plantas acuáticas.
Un tiempo más tarde, llego ami manos el libro de la historia de Rapala, donde venían detalles contructivos de los señuelos, y gracias a ello en poco tiempo estaba gastando las pagas en materiales como alambre, barnices y pinturas.
Durante algunos años estuve fabricando y pescando con mis propios señuelos, hasta que me pase a la pesca con mosca, después a la pesca con vinilos, y finalmente al mar.

Os cuento esto, porque he encontrado este video, que me ha traido muchos recuerdos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s